Inicio Cultura Confesiones de una exitosa escritora de telenovelas

Confesiones de una exitosa escritora de telenovelas

por Agencia RRPP

«Morir de Humor» es un libro de relatos cortos donde, con oficio y vocación, la galardonada escritora venezolana Indira Páez, se confiesa sin aspavientos y sin límites para crear una maravillosa empatía con el lector, esa que se desata irremediable cuando el humor está de por medio.

Aunque era un proyecto que la rondaba hace tiempo, no ha sido sino hasta ahora cuando la consagrada escritora y guionista Indira Páez ha encontrado el momento para publicar uno de tantos libros que bullen en su cabeza, junto a cientos de historias que ha compartido con el público a través de sus creaciones para televisión y teatro durante varias décadas y en varios países también.

Indira Páez desde su lugar feliz: el teclado

La autora define a “Morir de humor” como un compendio de confesiones “de una cincuentona que se ha casado tres veces, divorciado otras tantas, ha sido madre soltera de dos muchachotes, ha llorado, reído, vivido, ha sido inmigrante, libérrima, desobediente, nómada… y creo que en todo ese camino puede haber algo que compartir. Ojalá”.

Como en todas sus obras, el libro tiene un acento en el mundo femenino desde donde dispara sin contemplaciones relatos e historias autobiográficas, con ese sello particular que le imprime el humor, algo que se le ha dado sin ningún esfuerzo desde que concibió sus primeras historias: “La niña que derramó la leche” y “El hombre más fuerte del mundo”, escritas cuando tenía solo seis años. Desde entonces afiló muy bien el lápiz. A sus cincuenta, llegó a ser ejecutiva de televisión, tras haber escrito su propio camino con telenovelas para todos los canales de de su país de origen, Venezuela, y producciones para cadenas como Discovery Network, Mega TV y Telemundo, donde por más de una década ha sido guionista principal de series como “Señora Acero”, por citar una de las más recientes.

“Morir de humor es un intento por rescatarme a mí misma en medio de la locura apocalíptica que nos ha invadido la cotidianidad desde finales de 2019. El 2020 fue sin duda un año lleno de bajadas, resbalones, raspones, pesadillas y lágrimas. Pero también de lecciones aprendidas, solidaridad inesperada y reencuentro universal. Entonces la escritura. Siempre allí, salvándome de la depresión, del fin del mundo, de la soledad del encierro y de la cuarentena. De la pandemia que azotó a mi propia familia, que se convirtió en una película demasiado real. Y bueno, me dije a mí misma, ‘Mimisma’: si de algo hay que morirse, que sea de HUMOR, porque de amor, ya he muerto muchas veces.

Se trata de relatos cotidianos, sin más pretensiones que las de generar una media sonrisa, una identificación, y quién quita, tal vez una reflexión. En las páginas finales del libro se leen unas líneas que cuentan la trayectoria y algo del recorrido profesional y personal de Indira. Las escribe una voz más que autorizada, su hermana y también escritora, Amaris Páez.

 “En este libro nos encontramos ante una autora desparpajada que habla de sexo, amor, hijos, familia, matrimonio, divorcio, primeras citas y decepciones, sin ningún tipo de cortapisas (…) una autora que se burla de sí misma, se delata y le saca punta a las horas que ha pasado en el diván del psicoanalista, donde si no se curó, al menos le han dado bastante material para escribir. La locura que habita en la cabeza de Indira nos confirma que ‘lo único con lo que ella es coherente es con su incoherencia’ (Indira dixit). Solo debo advertir algo antes de que lean: no le cuenten sus experiencias si no quieren aparecer en la segunda parte de Morir de humor”.

A lo largo de su carrera profesional, Indira Páez ha recibido varios reconocimientos entre los que destacan el Emmy en 2009, por su trabajo como coescritora de la serie Gabriel, amor inmortal (Mega Tv). Su obra Primero muerta que bañada en sangre (1998), obtuvo una mención especial por Dramaturgia en la décima edición del premio Marco Antonio Ettedgui, y Esperanza inútil, coescrita con Dairo Piñeres, recibió una nominación al Premio Nacional del Artista 1999, año en el que también recibió el Premio TIN (Teatro Infantil Nacional), por la obra musical Fabricantes de sueños. En 2002 obtuvo el Premio Municipal de Teatro por su obra Crónicas desquiciadas.

La producción editorial de Morir de humor estuvo a cargo de la agencia MEL Projects Publishing & Entertainment, by María Elena Lavaud, recientemente reconocida por su calidad, como miembro de la Asociación Internacional de Autores Independientes (ALLI).

El libro está disponible en:

Paperback

Amazon

Ebook

Amazon

Smashwords

Barnes & Noble

Apple Books

Kobo

Scribd

Notas relacionadas

Deje un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer Más