Inicio Calidad Humana Más de 1200 millones de personas en el mundo sufren de hipertensión

Más de 1200 millones de personas en el mundo sufren de hipertensión

por DeConveniencia
OCHA/Gema Cortes

Un informe de la OMS revela además que alrededor de 580 millones de personas que padecen esta condición, lo desconocían porque nunca fueron diagnosticadas. La OMS ofrece nuevas recomendaciones para ayudar a los países a mejorar el tratamiento de la hipertensión.

La hipertensión, también conocida como presión arterial alta o elevada, es una condición en la que los vasos sanguíneos tienen una presión persistentemente elevada. Cada vez que el corazón late, bombea sangre a todas las partes del cuerpo a través de los vasos. La presión sanguínea se crea por la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias (vasos sanguíneos). Cuanto mayor sea la presión, más tendrá que bombear el corazón.

La hipertensión es una enfermedad grave y puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, cerebrales y renales, entre otras. Es una de las principales causas de muerte prematura en todo el mundo, ya que más de uno de cada cuatro hombres y una de cada cinco mujeres la padecen.

Según revela un estudio de la Organización Mundial de la Salud, codirigido por el Imperial College de Londres, del 82% de todas las personas con hipertensión, aproximadamente 1280 millones viven en países de ingresos bajos y medios, donde se dan dos tercios de los casos, debido en gran medida al aumento de los factores de riesgo en esas poblaciones en las últimas décadas.

El estudio, realizado por una red mundial de médicos e investigadores, abarcó el periodo 1990-2019. Se utilizaron datos de medición y tratamiento de la tensión arterial de más de 100 millones de personas de entre 30 y 79 años de 184 países, que en conjunto cubren 99% de la población mundial, lo que lo convierte en la revisión más completa de las tendencias mundiales de la hipertensión hasta la fecha.

Los investigadores descubrieron que Canadá, Perú y Suiza tenían una de las prevalencias más bajas de hipertensión en el mundo en 2019, mientras que algunas de las tasas más altas se observaron en la República Dominicana, Jamaica y Paraguay para las mujeres y Hungría, Paraguay y Polonia para los hombres.

Un «fracaso de la salud pública

Aunque es sencillo diagnosticar la hipertensión y relativamente fácil tratar la afección con medicamentos de bajo costo, el estudio reveló importantes lagunas en el diagnóstico y el tratamiento. Alrededor de 580 millones de personas con hipertensión desconocían su condición porque nunca fueron diagnosticadas.

El estudio también indicaba que más de la mitad de los hipertensos, es decir, 720 millones de personas, no recibían el tratamiento que necesitaban (53% mujeres y 62% hombres).

Los hombres y mujeres de Canadá, Islandia y la República de Corea eran los más propensos a recibir medicación para tratar y controlar su hipertensión, con más del 70% de los que padecían la enfermedad recibiendo tratamiento en 2019. En comparación, los hombres y mujeres de África subsahariana, Asia central, meridional y sudoriental, y las naciones insulares del Pacífico son los que menos probabilidades tienen de recibir medicación.

Para el profesor Majid Ezzati, autor principal del estudio y profesor de Salud Ambiental Global en la Escuela de Salud Pública del Imperial College de Londres, “es un fracaso de la salud pública que tantas personas con hipertensión en el mundo sigan sin recibir el tratamiento que necesitan«, tomando en cuenta que ha transcurrido casi medio siglo desde que se empezara a tratar y, además, es una condición fácil de diagnosticar y controlar con medicamentos de bajo costo.

El número total de adultos de entre 30 y 79 años con hipertensión se ha duplicado en treinta años, pasando de 650 millones a 1280 millones. Sin embargo, esto se debe principalmente al crecimiento de la población y al envejecimiento; y el porcentaje de personas con hipertensión ha cambiado poco desde 1990.

Nueva directriz para el tratamiento de la hipertensión

La «Guía de la Organización Mundial de la Salud para el tratamiento farmacológico de la hipertensión en adultos», recientemente publicada, ofrece nuevas recomendaciones para ayudar a los países a mejorar el tratamiento de la hipertensión.

El doctor Taskeen Khan, del Departamento de Enfermedades No Transmisibles, que dirigió la elaboración de la guía, dijo que este documento, que se acaba de revisar por primera en 20 años, “ofrece las orientaciones más actuales y pertinentes basadas en la evidencia sobre la iniciación de los medicamentos para la hipertensión en los adultos«.

Las recomendaciones abarcan el nivel de presión arterial con el que se debe iniciar la medicación, el tipo de medicamento o la combinación de medicamentos que se debe utilizar, el nivel de presión arterial objetivo y la frecuencia con la que se deben realizar los controles de seguimiento de la presión arterial. Además, sienta las bases de cómo los médicos y otros trabajadores sanitarios pueden contribuir a mejorar la detección y el tratamiento de la hipertensión.

Bente Mikkelsen, directora del Departamento de Enfermedades No Transmisibles, añadió: «No se puede exagerar la necesidad de gestionar mejor la hipertensión. Siguiendo las recomendaciones de esta nueva directriz, aumentando y mejorando el acceso a la medicación para la presión arterial, identificando y tratando comorbilidades como la diabetes y las cardiopatías preexistentes, promoviendo dietas más saludables y actividad física regular, y controlando más estrictamente los productos del tabaco, los países podrán salvar vidas y reducir el gasto en salud pública.»

Fuente: Noticias ONU

Notas relacionadas

Deje un Comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer Más